Interpretación de la sonda de pesca. Imagen y fondos. (Parte 2/3)

Interpretación de la imagen.

Lo que marca una sonda, es el eco de distintos objetos entre el casco de tu embarcación y el fondo (ambos inclusive). En el caso de los peces, lo que produce el eco, es la vejiga natatoria (como primera instancia), luego y de manera distinta, los tejidos óseos y cartilaginosos. Si tenemos en cuenta que cada especie de pez tiene distintas cualidades morfológicas (algunos la vejiga es inmensa con respecto al resto del cuerpo, otros es grande, otros pequeña y algunos no tienen), así como distinta proporción de tejidos óseos y cartilaginosos, podemos interpretar que tipo de especie de pez es, por la forma, intensidad y degradación del eco que nos muestre la pantalla.

Un error muy extendido entre los usuarios menos expertos, es pensar que el pez está justamente debajo nuestra, cuando lo vemos en pantalla y eso a veces no es así. Dependerá de varios factores, que eso sea así (de la profundidad a la que esté el pez, de la anchura del haz y de la intensidad o calidad con la que vemos la representación en pantalla. Cada sonda y modelo, tiene una paleta de colores configurable y distinta una de otra.

Lo primero que tenemos que hacer a la hora de instalarla, es configurarla y familiarizarnos con ella. Nosotros, para mejor comprensión, utilizaremos una paleta semafórica simple (verde, amarillo y rojo), en donde la señal de mayor calidad es de color verde, la de calidad media es amarillo y la de peor calidad es rojo.

Si vemos la imagen del haz “a vista de pájaro”, se asimilará a una diana, en la que el pez puede estar en cualquier parte de esta y la única forma de saber si está debajo nuestra, es por la intensidad y calidad de la imagen del eco en la pantalla. Con una imagen deficiente o difusa, puede estar en cualquier parte de la circulo externo (zona roja). En cambio, si la imagen es nítida, el pez estará en la zona verde del haz.

 

haz sonda semaforo

Otro error muy común, es la elección de la propia sonda, a la hora de adquirirla. Debemos de ser consecuentes a la hora de comprar una sonda y hacerlo en función de la profundidad máxima de uso, que le vamos a dar y no tener falsas expectativas. Si la vamos a usar en fondos de menos de treinta metros, no requerirá de tanta potencia y el haz mas ancho, deberá de ser de 120 grados como máximo. Si lo vamos a hacer a profundidades superiores, el haz mas ancho, deberá de ser mas estrecho, para un mejor aprovechamiento de estas características. En el mercado hay marcas y modelos con haces muy diversos, que van desde los 10 a los 120 grados. Es interesante por tanto, el uso de sondas de doble haz y que entre ambos, estén bien compensados a las profundidades de trabajo habituales.

Saber utilizar cada frecuencia (o haz), en el momento apropiado o incluso ambos a la vez, determinará en buena medida el éxito en su manejo. En el grafico adjunto, podemos observar que según la profundidad que tengamos, estaremos viendo una superficie mayor de fondo, en cuanto la profundidad también sea mayor.

 

cono sonda pesca

 

Aplicando unas formulas, veremos que con un mismo haz (en este caso ponemos como ejemplo un haz de 60 grados), las diferentes superficies que abarcamos:

– A 10 metros de profundidad, estaremos cubriendo una superficie de 104,66 metros cuadrados.
– A 20 metros estaremos cubriendo una superficie de 418,66 metros cuadrados.
– A 30 metros estaremos cubriendo una superficie de 942 metros cuadrados.
– A 40 metros estaremos cubriendo una superficie de 1.674,66 metros cuadrados.
– Y si nos vamos a una profundidad de 100 metros, estaremos cubriendo una superficie de 10.466,66 mts. cuadrados.

Con estos datos, comprobamos que sondas demasiado potentes para un kayak (por ejemplo) y con las artes que se usan para la pesca desde estos artefactos flotantes, es una exageración pensar que le vamos a sacar todas las prestaciones a una sonda potente, trabajando a mas cincuenta metros.

Como dato orientativo, una sonda de doble haz (de 60 y 120 grados), es ideal y proporcionada, para fondos de no mas de 40 metros. Para profundidades mayores, los haces deberán de ser de menos grados, para que cubran mas profundidad y menos superficie (o al menos, la que podamos abarcar desde nuestra embarcación).
Lecturas erróneas en pantalla

 

– Doble o triple imagen. Un exceso de potencia en fondos poco profundos, puede darnos en pantalla una imagen doble o triple del fondo. También se puede dar cuando estemos en presencia de objetos sumergidos de mayor densidad que el propio fondo, aunque este sea de roca, por ejemplo, objetos de metal sumergidos (anclas perdidas, nasas de metal, pecios, etc. ). En la foto siguiente, se aprecia un eco triple. El autor nos comenta que se ha tomado dicha imagen con la embarcación a la deriva, por lo que seguramente, se tratará de un objeto metálico no muy grande.

 

sonda objeto metelaico

– Un exceso de ganancia, nos dará una imagen muy saturada y sucia en la pantalla. Ajustaremos a una ganancia inferior, apreciando que estas manchas van desapareciendo progresivamente, pero sin pasarnos. Con una ganancia demasiado baja, eliminaremos los ecos débiles y detalles del fondo. El “balanceo” en el ajuste de la ganancia (así se llama a los rápidos ajustes en ese control), será una práctica habitual en nuestro día a día, para poder visualizar perfectamente detalles en nuestra pantalla.

 

nivel de ganancia sonda

– Una cercanía excesiva a otras embarcaciones que están haciendo uso también de sonda, nos dará saturación y manchas en pantalla. Según el fondo al que estemos, estos ecos de otras sondas, podrán ser mas distantes y abundantes. A veces, confundiremos esta saturación con un exceso de ganancia, pero si balanceamos esta y no desaparece, deberemos de sospechar de la cercanía de otras embarcaciones con la sonda en funcionamiento. En estos casos, lo único que podemos hacer para evitar estos ecos ajenos (que nos generan pantallas sucias), es alejarnos lo suficiente del barco emisor.

 

rebote otras sondas

Defectos en la orientación del transductor. El transductor, independientemente de cómo lo instalemos, debe de estar lo mas paralelo posible a la línea de flotación. De lo contrario, nos saldrán en pantalla defectos en los ecos reflejados. Una inclinación excesiva hacia proa o hacia popa, de la superficie emisora – receptora del transductor con respecto a la línea de flotación, nos hará visualizar en pantalla ecos incompletos (véase el dibujo adjunto, en donde solo se visualiza el arco completo, cuando el transductor está paralelo a la línea de flotación).

 

orientacion transductor

Si deseamos utilizar una sonda en una embarcación a motor, deberemos de tener en cuenta la velocidad a la que normalmente vayamos a hacer uso de la sonda y tener en cuenta la inclinación de la embarcación, que adquiera con respecto a su línea de flotación. Por ejemplo, si la velocidad a la que vamos a usar la sonda es a diez nudos, tendremos en cuenta la inclinación que adquiera la embarcación e instalaremos el transductor paralelo a la línea de flotación a esa velocidad. Si vamos a utilizar la sonda a varias velocidades, utilizaremos varias sondas o varios transductores, instalados a distintas inclinaciones.

Interpretación de los fondos

 

tipos fondos

 

Según el uso que le vayamos a dar a nuestra sonda, este puede ser el dato mas importante que esperamos de nuestro aparato. Los ecos de la sonda, se interpretarán según su color e intensidad, según sea la densidad del fondo o dureza de sus materiales. Como ya hemos dicho anteriormente, cada sonda, aunque se trate del mismo modelo, marcará de forma distinta, principalmente por la calibración que le hayamos programado en la paleta de colores (o escala de grises en las sondas monocromo).

 

sonda fango arena grava roca

– Si el fondo está compuesto por partículas de 0,05 milímetros o menor, estamos hablando de “fango” y su interpretación en la pantalla de la sonda, será de una franja muy ancha y lisa en su parte alta, e irregular y degradada en su parte baja.

Las algas, es muy difícil que la sonda las detecte en la mayoría de los casos, pues hay muchas clases de algas y de distintas densidades. El alto contenido en agua de la mayoría de las especies de algas (“lechuga de mar”, kelp, etc.), impedirá que sean distinguidas por la sonda. En el mejor de los casos, que puedas identificar las algas con una sonda (por ejemplo, las poseidonias oceánicas, que son de las más fibrosas y con menos contenido en agua), será con una imagen muy similar a la de los fondos de fango (fango y algas, dan el mismo eco)

En la siguiente imagen, un fondo de fango a 32 metros de profundidad (véase la segunda franja, más ancha que la primera y claramente degradada).

sonda fondo fango

– Si el fondo está compuesto de partículas de entre 0,05 y 2 milímetros, se tratará de arena y su interpretación en pantalla será similar al del fango, pero desapareciendo practicamente el degradado en su parte baja. En una misma sonda, se aprecia muy clara esta diferencia, no siendo así de una sonda a otra, al tener distinta sensibilidad y distinta programación de la paleta.

En la imagen siguiente, un fondo de arena a 42 metros (no se aprecia apenas, la segunda franja degradada).

sonda fondo arena

NOTA: La franja se aprecia más estrecha que la anterior, al estar a un fondo mayor.

– Si el fondo está compuesto de piedras y rocas sueltas de entre 2 y 190 milímetros, se trata de grava o cascajo. Su representación es mas o menos una superficie plana, pudiendo haber presentes elevaciones o montículos definidos. Será además una franja mucho mas estrecha e intensa que las anteriores.

Se aprecia en la imagen siguiente, la franja del fondo más fina que las anteriores.

sonda grava

– Los fondos de roca se diferencian de los demás, por las líneas mas finas, intensas y definidas y por las elevaciones características, según el tamaño de estas. En cada fondo, se dan poblaciones de distinta vida marina, siendo las rocas en donde se dan mas abundancia de especies y diversidad.

En la imagen siguiente, fondo de rocas sueltas de entre uno y dos metros, a 20 metros de profundidad.

 

sonda roca

NOTA: Si esta imagen estuviese a la misma profundidad que las anteriores, se apreciaría aun mas fina la franja del fondo.

Una pregunta muy frecuente: ¿Porqué se interpretan los peces como arcos invertidos?

– 1º Una vez que el pez empieza a entrar en el radio de acción del haz de la sonda, la calidad de la imagen (así como la exactitud de su profundidad), será baja. Sus líneas serán poco definidas, cortas y se apreciarán un poco mas profundas, que su profundidad real.

 

sonda arco 1

– 2º Cuando este entra en la zona central de haz (zona de mas calidad), la calidad de la imagen del eco será la mejor, así como la exactitud de su profundidad. Sus líneas de trazado en pantalla son mas amplias, definidas y la profundidad es mas exacta.

 

sonda arco 2

– 3º Cuando el pez vuelve a entrar en la zona de baja calidad (zona roja), la señal y la precisión de la profundidad caerá de nuevo, con parecidas características al punto inicial.

 

sonda arco 3

En la figura siguiente, vemos varios posibles peces en la primera fase, que pueden nadar en cualquier punto de la zona exterior del haz (zona roja). Todos ellos estarían entrando en nuestro haz (da igual que lo hagan por proa, por popa, estribor o babor) y por esta razón, se representarán exactamente igual en la pantalla. Como el haz nos acompaña en nuestro movimiento o inercia, tan solo sabremos que el pez estará justo debajo nuestra, cuando empecemos a ver en pantalla, la parte superior del arco invertido (segunda fase).

posicion real pez sonda

Cuando el arco representado es alargado, se debe a que el pez nada muy lento con respecto a la embarcación y por el contrario, si lo hace muy rápido (o nada en dirección contraria a la embarcación), el arco será mucho mas corto. En ocasiones será tan corto, que en vez de arco, parecerá un circulo abierto en su parte baja.

 

distintos arcos peces sonda

Cualquier duda o sugerencia puedes plantearla en esta conversación de nuestro foro sobre pesca en kayak: http://www.rapaleando.com/foros/index.php/topic,11127.0.html