Las líneas.

En las tiendas podemos encontrarnos con dos clases de líneas que usaremos principalmente, los denominados monofilamentos y los multifilamentos. Podemos ver su aspecto en la siguiente imagen.


macro


Los monofilamentos, como su nombre indica, están compuestos por un único hilo, y son los que conocemos de toda la vida, siendo el nylon el principal material con que han sido producidos. Son hilos que tienen elasticidad y memoria (tienden a recuperar la forma en la que han sido guardados). Se fabrican en distintos diámetros, resistencias y colores, siendo los transparentes los más utilizados y los más apropiados para nuestro tipo de pesca. Actualmente están en desuso como línea madre del carrete ya que comparados con las superlíneas actuales en una misma resistencia son mucho más gruesos con lo que el lance se acorta MUCHO. Se usan como bajos de línea por su baja visibilidad pudiendo usar un alto grosor si hay peligro de roces. Para la lubina se suelen usar multifilamentos de 10-20 libras y bajos de 0.30 a 0.40 mm. Para especies de mayor porte peninsulares se suele usar 30 libras de multifilamento con bajos de 0.60 a 0.80 mm. Hay monofilamentos destinados específicamente a hacer bajos, como el Silver Thread de Excalibur. Recomiendo esta marca o en su defecto Asari-Falcon Prestige. En bajos no hay que escatimar gastos, una bobina de 100 metros puede durarnos mucho, muchísimo tiempo si es bien conservada y a la larga es un gasto ínfimo. Algunos pescadores usan un tipo de monofilamentos denominados fluorocarbonos, que presumen de ser invisibles dentro del agua. Éstas líneas son demasiado rígidas y se degradan bastante al anudar requiriendo cierto mimo al hacer los nudos. Envejecen bastante antes que el “nylon” tradicional. Personalmente no recomiendo un bajo 100% fluorocarbono salvo que esté en muy buenas condiciones y se sepa anudar correctamente. Hay marcas como el Silver Tread ya citado que lo que hacen es mezclar distintos componentes para obtener mejores resultados.


trenza-e-hilo


silverthreadexcalibur


nylons



¿Por qué usamos lineas trenzadas en nuestros carretes de spinning?
A primera vista son lineas de precio elevado, y por lo que dice la gente son propensas a formar lios, comunmente llamados “pelucas”. Además requieren de un minimo de calidad en las anillas de la caña y el propio carrete, lo que se traduce en equipos mas caros.

Pues bien , aqui expongo mis motivos para usar este tipo de lineas:
1- Su durabilidad en el tiempo es mucho mas elevada que el usual nylon, aguantando mas tiempo sin necesidad de ser repuestas.
2- Tienen una elasticidad prácticamente nula. Esto permite una máxima sensibilidad de lo que ocurre al otro lado de la linea, notando los enroques, picadas y reacciones del pez instantáneamente en nuestras manos. Esto también es decisivo cuando practicamos el jigging en profundidad ya que el animal lucha contra el freno desde que muerde el engaño sin poder beneficiarse de la elasticidad del nylon y llegar a la roca  sin que nos demos cuenta.
3- Comparados con el Nylon suelen tener la mitad de diámetro en su sección a igualdad de resistencia a la tracción. Esto quiere decir que un Nylon de 9 kilos es igual de grueso que un trenzado de 18kg aproximadamente.
4- Como necesitamos menos diámetro para igualar la resistencia al Nylon convencional, los lances se alargan al existir menos rozamiento en la salida de la linea con cada lance.
5- Su resistencia a la abrasión es mayor que la del Nylon a igual diámetro. Si comparamos la resistencia a la abrasión de un monofilamento grueso de la misma resistencia a la tracción que un multifilamento sale claro ganador el monofilamento ya que tiene más diámetro y por ende más superficie para aguantar el roce.
6- No es necesario el uso de quitavueltas para evitar que se retuerza la línea ya que con el multifilamento no tendremos el poblema de que se nos formen bucles por la torsíon de la línea como ocurre con el monofilamento o con un simple cable telefónico cuando ha sido girado, tiende a enrollarse.

También hay que hablar de los inconvenientes de estas lineas:
1- Su precio. Aunque se compensa con su durabilidad.
2- La necesidad de carretes de mecanismos robustos, sobre todo cuando se trabaja con frenos apretados. Esto es debido a la nula elasticidad.
3- Las “pelucas”. Pueden aparecer en cualquier momento, pero hay factores que facilitan su producción, como es el tipo de bobinado del carrete, si está correctamente llenada la bobina…
4- Requieren anillas de cierta calidad por ser mas abrasivos, aunque ya pocas cañas quedan que no sean compatibles con dichas lineas.
5- Su apariencia desmejora con el tiempo, aunque sus cualidades se mantienen intactas. Pierden el color y a veces se despeluchan un poco, pero todo sigue correcto.
6- Hay que tener precaución cuando se manejan los animales o se intenta partir la linea despues de un enroque, ya que son cortantes. Unos guantes y un buen bajo de nylon ayuda en esto.


Actualmente existen muchas marcas y tipo de multifilamentos en el mercado. La experiencia de muchos pescadores y el haber probado todos los tipos de línea que han salido al  mercado nos hace decantarnos por los multifilamentos de fibras de polietileno de alto pero molecular patentados en el mercado como Dyneema o Spectra. A éste material también se le conoce como Gelspun Polyethylene (GsPE) o simplemente Polietileno (PE). Recomiendo las marcas Power Pro y Tuff Line XP, ambas similares y con una relación calidad-precio insuperable. Son dos marcas que han conseguido unas líneas que absorben muy poca agua, muy redondas, resistentes, uniformes en el diámetro y muy resistentes a la tracción y al paso del tiempo. Con las jornadas perderán su coloración, pero no hay problema, son útiles mucho tiempo después de perder su coloración.


lineasuxio


power-pro-21


trenzados



Antes de rellenar la bobina del carrete con multifilamento es recomendable que primero lo hagamos con unos 4 o 5 metros de monofilamento y lo unamos con un nudo al multifilamento. Con este truco evitaremos que el trenzado resbale sobre la bobina metálica. También deberemos tomar otras precauciones como nunca tirar directamente con la caña cuando enganchamos el señuelo pues correremos el riesgo de doblar el eje del carrete por al alta resistencia de la línea. Tampoco tiraremos de la línea con la mano directamente ya que nos puede cortar. Lo adecuado será enrollar la línea en un palo o en su defecto en la mano protegida con un guante. Dichos guantes también son recomendables para lanzar señuelos pesados ya que el multifilamento nos puede llegar a dañar el dedo con el que sujetamos la línea para lanzar si lanzamos muchas veces en una jornada. En su defecto de puede poner un poco de esparadrapo en el dedo índice. Otra precaución a tener en cuenta será utilizar un carrete que bobine en espiras cruzadas para que bajo tensión no se puedan incrustar unas espiras dentro de las otras por estar bobinadas paralelamente, causando un enredo desastroso al siguiente lance. El recoger la línea floja o almacenar algún bucle en la bobina puede ocasionar el mismo desastreal lanzar por lo que cuando usemos estas líneas tendremos mucho cuidado de no recoger ninguna vuelta floja y cuando lancemos frenaremos la salida del hilo con la mano justo antes de que el señuelo toque el agua y cerraremos el pick-up manualmente para asegurarnos de que no empezamos a bobinar flojo.


carretesllenos



Es recomendable que nuestras bobinas de monofilamento no reciban directamente los rayos solares o se almacenen en un lugar caluroso por largo tiempo, por ejemplo el maletero de un coche ya que se pueden llegar a degradar muy rápido, pueden llegar a perder sus propiedades y romperse en acción de pesca mucho antes. Los multifilamentos recomendados absorben muy poca agua y no acusan demasiado el desgaste pero aun así recomiendo sí o sí usar un lubricante específico para líneas de pesca, lo hacen varias marcas a nivel mundial y en España no es difícil encontrar el que suministra Salper. Es un producto que “hierve” al aplicarlo en la bobina y penetra en la línea que no vemos, impermeabilizándola,  suavizándola y relepiendo la humedad. Los resultados son espectaculares: obtendremos más distancia de lance, evitaremos enredos  y la línea durará mucho más tiempo en óptimas condiciones. Es algo a lo que te acostumbras, y si no lo llevas aplicado, no pescas igual de comodo, aporta mucha suavidad a los lances. Después de cada jornada es recomendable desmontar la bobina y lavar la línea sin desenrollarla con agua dulce para quitar el salitre. Cuando se seque podemos aplicar el protector de líneas y ya tendremos la línea lista para afrontar una nueva jornada de pesca. Éstos sprays también son perfectos para proteger del salitre y lubricar el sistema guia-hilos, recomiendo aplicarlo antes de empezar cada sesión de pesca ya que suele sufrir salpicones de agua salada. También es útil aplicar este producto para proteger los bastidores de las anillas de la corrosión si vamos a guardar una caña por largo tiempo sin utilizarla.


lubrisalper